Justo con sus cohetes

Justo en la procesión de Santa Águeda. Foto Mónica RiveiroMuchos años lleva ya Justo tirando cohetes en las procesiones. Sería difícil calcular cuántos ha tirado, pero un mínimo por procesión de tres docenas nos arrojaría una cifra bastante alta. En cualquier caso, siendo miles, lo importante es su predisposición a hacerlo, siempre se ofrece y le gusta. Para facilitar su trabajo se construyó una tabla con la que fuera más fácil y, sobre todo, menos peligroso que sujetarlos y hacer el disparo a mano. Pocos se atreven a hacer esta tarea tan ingrata pero que a la vez atrae a muchos chiquillos que se pegan por recoger la varilla del artefacto explosivo y los ves al final de la procesión con los trofeos en una competición sana con el resto de niños.

P.D.: Hoy hemos elegido esta imagen porque tiene algo de eso que se llama en la fotografía “instante decisivo”, por habernos recordado que existe el blog de XatacaFoto.