A veces hay cosas…

Lejos de ser graciosa la imagen, da pena ver que esto ocurra
Lejos de ser graciosa la imagen, da pena ver que esto ocurra

A veces hay cosas que es mejor no verlas. Ni a los responsables les gusta. Esta es una de ellas. A la crueldad de la fiesta de los toros se le añade gente sin preparación suficiente que algunas veces provocan más pena y daño que carcajadas, aunque parezca lo contrario por la imagen, porque hay que ser muy poco profesionales -lo diremos de una manera suave- para cometer semejante tropelía en una animal.