Balance

El otro día, en uno de los pocos ratos libres que tengo, intentaba hacer un balance de lo que ha supuesto poner el estudio fotográfico, cuántas fotos había hecho en total allí desde febrero y lo que ha supuesto en mi mundo fotográfico. Después de todo el esfuerzo puedo concretar que el balance no ha podido ser más satisfactorio. Por un lado, el estudio ha supuesto una nueva manera de expresión para mi, otra forma de ver, de buscar. Cada vez me impresiono más con lo que se puede llegar a sacar de las personas retratadas. Una cosa es lo que estás viendo fuera de la cámara y otra muy distinta lo que ves a través de ella. Descubres personalidades, como mira la gente a ese objeto que tienes delante de tu cara. Es realmente fascinante observar a las pesonas a través de la lente. Todo un descubrimiento para mi y una fascinación concretar ese comportamiento con una imagen. Recuerdo cuando me negaba en rotundo a hacer fotografía de estudio. Qué confundida estaba. Pero menos mal que soy de los que piensa que hay que hacer de todo en fotografía . . . porque nunca sabes lo que te puedes encontrar.

POr otro lado, buen balance en el número de fotos hechas. Entre las 30 comuniones en el estudio, books de bebés, de niños etc . . . este ha sido un año muy productivo y no me atrevo a aventurar una cifra. Pero sabiendo que en cada sesión tiro de entre 200 y 300 fotos . .  no es difícil de calcular.

Me queda mucho trabajo por delante en el estudio estos días. Pero no me preocupa. En cada sesión descubro algo nuevo y me encanta conectar con el/la retratado/a . Es difícil de explicar, pero después de los primeros disparos me encanta ver que  cogen confianza conmigo y se relajan. Entonces, es cuando la sesión fotográfica comienza realmente.

Aunque también tengo que decir que estoy bastante cansada y daría lo que fuera por tumbarme en una playa a tomar el sol o pasear (no me importaría dejar por un año el norte y volver al piso de Alicante para pasar allí unos días y visitar alguna de esas maravillosas playas largas y desiertas en el mes de noviembre). Este año las vacaciones aún no están decididas.. aunque es fijo que iremos a Asturias al congreso de fotografía de Cazadores de luz y ver a los amigos. Aunque si fuera por soñar.. un viajecito a Venecia de nuevo me apetece mucho . . . pero en invierno. Tiene que ser tremendamente bucólica la ciudad en el mes de febrero. Pero también tremendamente fotográfica.

Ya se verá. Ahora hay que acabar el verano . . . y entregar todos los trabajos encargados. Ya llegará el otoño con todo lo que a mi me gusta.

4 comments on “Balance

  1. siempre es bueno hacer balances… y caray, puedes estar satisfecha.
    me alegro de que todo siga asi de bien y todo lo que te queda por llegar… ya verás!!!

    P.D. no sabes la envidia que me das con Venecia… jajajaja algun día la veré con mis propios ojos

    un biquiño!!!

  2. Por lo que he podido ver, el resultado está siendo excelente y lo mejor está por venir… estoy seguro.
    El trabajo ha sido muy duro sobre todo con las comuniones, habeis ido mejorando el estudio con nuevos fondos y accesorios de iluminación… van llegando nuevos trabajos, poco a poco la gente va conociendo vuestro saber hacer y capacidad.
    Ya no son sólo tus magníficas fotos de naturaleza, ahora también retratos y fotos de estudio, bien presentadas, con gran calidad, originales… Un futuro prometedor, un gran paso adelante… Muy bien Mónica

  3. Te voy a dar muuucha envidia, yo he estado una semana en Venecia… y tuve la suerte de pillar un solo día con aires de invierno (puedes ver algunas fotos en mi blog), a la vez que descubri que Venecia para los que no nos queda más remedio que visitarla en verano, lo mejor que hay es salirse de lo que la gente suele visitar, o sea San Marcos y Rialto… hala, voy a ponerte una foto con dedicatoria para ver si te animo…

    saludos