Casa Cándido

Alberto Cándido a la puerta de su mesón. Foto Pedro Merino

Si hay una empresa familiar que se ha hecho famosa por su buen hacer, no sólo en España, seguro que es Casa Cándido. En Segovia se puede comer en muchos restaurantes tan bien o mejor que aquí, pero comer con la historia rodeándote no tiene precio. Sólo tenemos que ser un poco curiosos y preguntar por todo lo que nos rodea mientras estamos a la mesa frente a uno de sus ricos platos. Todo ello por culpa del abuelo Cándido, padre de Alberto Cándido que vemos en la foto. Merece la pena, al menos una vez en la vida, darse el gusto de acudir al mesón y hablar con ellos un rato, si las prisas del trabajo no se lo impiden. Llenarás el estómago y alimentarás el espíritu, ambas cosas con muy buenos platos.

One comment on “Casa Cándido