El descanso de la guerrera

Mónica de relax. Foto Pedro Merino

Tras muchos días en los que se pasa más de 10 horas ante el ordenador retocando fotos de comuniones, hubo un momento de relajación -mientras esperábamos al cliente- y se aprovechó de esta manera. El sitio, tranquilo, sólo se escuchaban los cantos de los pájaros, ni coches ni camiones ni gente hablando. El día, como se ve en la imagen, espectacular y con un sol de agradecer. Mónica, disfrutando del momento y del lugar hasta comenzar de nuevo el trabajo, en este caso era una sesión de fotos a dos casas rurales, que duró más de 3 horas. Pero esa es otra historia.

One comment on “El descanso de la guerrera