Solomillo de cerdo con queso de cabra, cebolla confitada y salsa de soja y vino dulce

Fotografía gastronómica

Fotografía gastronómica: un buen maridaje

Solomillo de cerdo con queso de cabra, cebolla confitada y salsa de soja y vino dulceGastronomía y fotografía, siempre ha habido una gran relación entre fotógrafos y cocineros, sobre todo en la época en la que el revelado se hacía combinando los productos químicos en los laboratorios que cada uno teníamos en nuestra casa para revelar negativos y luego pasarlos a papel. Pero también la relación está en conocer un poco el mundo de la cocina para poder así retratar mejor los platos que nos encargan fotografiar. Desde hace dos años hacemos las fotos de las tapas de los concursos que organiza el Centro de Iniciativas Turísticas de El Espinar, consiguiendo así potenciar la dedicación que muestran los cocineros de cada uno de los comercios que participan al mostrar las fotografías de las tapas que van a entrar a concursar y que todos podemos probar después. Os mostramos unos ejemplos de las fotos que hacemos para esta actividad, es una de esas temáticas que te apetecen hacer por muchas razones, incluida la del aprendizaje a la hora de presentar los platos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo bueno de este tipo de fotografía es que los responsables de los platos cuidan mucho la presentación, combinando formas y colores, haciendo muy espectacular por eso de que se “come con los ojos”, porque está claro que si un plato nos seduce a primera vista, como luego seguro que estará muy bien de sabor, la experiencia será agradable y placentera. La importancia de una buena fotografía en el mundo de la gastronomía para vender bien los platos está muy clara, pese a que haya restaurantes que utilicen fotografías de bancos de imágenes que no se corresponden con lo que ofrecen o no cuidan este detalle sin darse cuenta que esa buena imagen, con una pequeña inversión, les ayudaría a vender más.