Probando cosas en el tenis

Feliciano López en el Villa de El Espinar. Foto Pedro Merino
Feliciano López en el Villa de El Espinar. Foto Pedro Merino

Con esta edición número XXIV del Open de Castilla y León Villa de El Espinar cumplí mis 20 años haciendo fotos en el torneo y ya iba siendo hora de probar cosas nuevas. Siempre he procurado ampliar el material fotográfico para conseguir mejores tomas y que las posibilidades fotográficas no se vieran mermadas en ese sentido. Este año en el que la moda era sacar fotos de los jugadores en el momento del saque con la bola saliendo de la mano, mi intención era dar un poco de movimiento a las imágenes, además de que en estas pistas no hay posibilidad de hacer ese tipo de fotos porque no hay zonas suficientemente altas a la altura de saque de los tenistas. Hacer las fotos con movimiento con mucha luz complica mucho las cosas, a lo que se suma las prisas del torneo por hacer las fotos encargadas y no poder dedicar mucho tiempo a florituras. Una de esas fotos con movimiento es esta, en la que hay que conseguir que el rostro del jugador sea reconocible y el resto del cuerpo muestre el movimiento, como la bola.