Se pone el calor

Puesta de sol. Foto Pedro Merino

No es que se ponga el sol, da la impresión que con él se va el calor que lo rodea y que nos hace sudar y buscar la sombra por donde quiera que caminemos en la calle. Sobre todo si no te gusta el sol, tomar el sol, o no lo aguantas tirado en una tumbona, aunque este sol del atardecer, su molestia es inversamente proporcional a la belleza que deja en el ocaso del día. No es mala manera la de terminar la jornada paseando por el pinar hasta que se hace de noche, sobre todo como hoy, en el paseo hemos podido ver a una pareja de corzos jugando con su cría como espectador, la pena que no había luz para hacer la foto. Lo dicho, es un lujo tener estos espectáculos a pocos minutos andando de tu casa.